Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2013.

MOJARREANDO. El águila rediviva.

20130603101321-aguila2.jpg

En una ocasión, concretamente durante la presentación de uno de mis libros, manifestó nuestro alcalde que conmigo había que tener cuidado -en el buen sentido y dicho con sana ironia- porque es frecuente que se me vea por las calles de Ayamonte con la cámara de foto siempre dispuesta, y después... Mojarrafina.

Es cierto. Precisamente esta tarde he paseado por el Muelle y además de quitar un par de fotos a nuestro incomparable alsorpuesto, he quitado una a la fachada de la antigua aduana, y concretamente a lo que ha quedado del escudo franquista.

Francamente, hay que ser muy torpe para no vislumbrar, a la vista del pegote de cemento que han dejado los albañiles, que lo que había allí era un águila de alas portentosas, o sea, el famoso escudo de la España franquista, ese al que Valderas le tiene tanto pavor.

 Un pueblo andaluz, concretamente de la provincia de Córdoba, Belmez o Bélmez, es famoso por sus famosas "caras". No se si aquí lo que se pretende es añadir una leyenda más a la del Lobizome, el Marimanta y el Morito del Callejón Corto, cual sería la del "Aguila rediviva", la que reaparece, como el Ave Fenix, de sus propias cenizas, porque no se puede entender que haya pasado tanto tiempo después de tratar de eliminar el signo franquista para que al final se siga viendo, eso sí, de forma misteriosa.

Antiguamente, en el desafortunado "rascacielos puertaespaña", se inscribió un gran rótulo con el "Bienvenido a España" y la publicidad de una marca de cerveza. ¿Habrá que escribir uno en el edificio de la antigua aduana que diga, "contemplen el misterio del águila rediviva"?.

En fin, pilarín.

03/06/2013 10:13 mojarrafina ;?> Hay 6 comentarios.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. El Tiro de Pichón.

20130605132404-tiro-de-pichon.jpg

Vamos por parte: el hecho de que este artículo vaya en el apartado indicado no quiere decir, ni mucho menos, que se trate de un grato recuerdo, aunque para algún que otro nostálgico lo sea. La actividad de tiro de pichón es, al menos para mí, a todas luces reprochable, no es lo mismo que la caza, ni siquiera comparable. Dejar en libertad a un animal cautivo para, en plena alegría de éste meterle un tiro y que posteriormente vayan unos criados a recogerlo, no tiene nombre.

Tuvimos uno en Ayamonte, frente al viejo campo de fútbol, donde hoy está lo de mármoles Gámez, o estaba, que no lo sé. Naturalmente era una actividad propia de la época, de señoritos adinerados, que sólo tenían que apretar el gatillo, lo demás lo hacían los criados, como se ve en la foto.

Estas sociedades fueron denominadas como "Reales": Real Tiro de Pichón de... o Real Sociedad de Tiro de Pichón de...

Yo me pregunto qué tiene que ver la realeza con ese desprecio a un animal cautivo e indefenso. Que se sepa, las realezas van más por la caza mayor, especialmente de elefantes.

Y además, que quede clara una cosa. En España sólo hay dos entidades que merezcan el título de Real. Por su propia naturaleza la Casa Real; y por méritos propios el Real Betis Balompié. 

05/06/2013 13:24 mojarrafina ;?> Hay 49 comentarios.

MOJARREANDO. El Pilar de la Villa.

20130614144002-576631-4102237598840-1369968810-4588282-1994187833-n.jpg

De todos es sabido que el Pilar de la Villa existe desde tiempo inmemorial. Un barrio eminentemente campesino, en tiempos además en que las acémilas constituían el único medio de transporte, necesitaba contar con un servicio tal que era ese popular abrevadero de la cuesta de los Galdames.

Unos políticos listillos -con esa coletilla propio de los ignorantes de que no tenía ningún valor histórico ni artístico- se lo quitaron de enmedio. Afortunadamente otros políticos más razonables trataron de rescatarlo, y hoy la Villa, a pesar de ser también barrio motorizado, cuenta con ese popular abrevadero.

Con  esa política de listillos y eminentes asesores, perdimos la Casa Colorá y en su lugar se construyó una gasolinera; perdimos el teatro Ibérico; perdimos casi totalmente el Baluarte de las Angustias, que gracias al tesón de Enrique Arroyo se pudo recobrar un paño; perdimos el  viejo campo de fútbol en cuyo lugar se construyó una feísima mole, y como tomadura de pelo a los ciudadanos nos dejaron la puerta de goles. En fin, pilarín.

La foto del amigo Tapi que ilustra este artículo habla por sí sola. Que cunda el ejemplo y no sigamos maltratando nuestro paisaje urbano. 

14/06/2013 14:40 mojarrafina ;?> Hay 43 comentarios.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. Los viejos amigos.

20130705001524-1.jpg

Posiblemente sea la amistad el don más hermoso con que nos ha gratificado Dios. Suele decirse, a mi entender de forma errónea, que un amigo es como un hermano. Creo que la amistad tiene tanta importancia que no necesita ir de la mano de un parentesco para que funcione en plenitud.

Tratando de encontrar una definición al término amigo, enmcontré hace mucho tiempo una que la creo extraordinariamente acertada: "el amigo es el hermano que tú eliges". Y es cierto, porque el hermano nos viene dado sin contar con nuestra voluntad, al amigo lo elegimos nosotros libremente.

La foto recrea una estampa nostálgica de mediados el pasado siglo. Tres amigos, que aun siguen siéndolo, posan en la Avenida, esquina a la Callejita Estrecha. Ha pasado mucho tiempo, pero la pinta de los amigos José, Bole y Curro, permanece a pesar de las canas y las arrugas propias del paso del tiempo.

Supongo que a los ayamontinos emigrantes les agradará contemplar esta instantánea y que se verán retratados en su juventud.

Bueno, amigos blogueros, el caballo del artículo anterior ya bebió y está en su cuadra. Lo prometido es deuda.

21/06/2013 21:23 mojarrafina ;?> Hay 30 comentarios.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. Higos y brevas: recurrentes del hambre.

20130626215606-higos.jpg

Fueron tiempos muy difíciles. La Guerra Civil nos dejó la secuela de la escasez y del hambre. Se hacía necesario recurrir al ingenio para llenar el estómago.

Desde estivar sardinas en la propia casa, en cajas de madera y prensadas con piedras para comerlas en invierno asadas con un bollo; meterse en la boca un higo seco que Rumardo III compraba en la tienda de desavíos de Carmen "La Fogona", en el Peñón, para mezclarlo, como sustituto del azúcar, con una infusión de achicoria o cebada; ponerse impando de poleás de maiz compradas anca "Las Siete Mujeres", en la calle Peña, que traía la harina de maiz de Portugal de estraperlo...hasta largarse al campo y de manera furtiva pegarse un atracón de higos o de brevas. De todas estas modalidades matahambre, es la de ir a comer higos la que perdura. Todavía en foros como la plaza, el casino, los bares, se refiere que uno ha ido temprano al campo a comer higos directamente de la higuera. Aunque no por necesidad como antaño.

Lo de ir al campo a comer higos se ha convertido en una tradición que a la vez rememora aquel uso guiado por la necesidad extrema de matar el hambre. No sé dónde el amigo Núñez iría; desde luego le quedaba cerca la higuera carnevaca de la tapia del molino de los vientos, allá cerca del arrecife.

Al Guardián del Registro se los traería su padre de la plaza, y al Bole se los facilitaría el Tejaíto cuando iba a Villareal. Y er Phiito se pondría como el quico en "La Caldera", pero de higos secos. Del Pargana no digo nada: directamente en la tienda de su pare en la calle Buenavista. Qué tiempos.

26/06/2013 21:56 mojarrafina ;?> Hay 58 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris