Facebook Twitter Google +1     Admin

AYAMONTINOS INOLVIDABLES. José Pérez Barroso, "Pegapalos"

20121008110411-pegapalo-01.jpg

No sabía latín, ni mucho ni poco: nada. Pero nadie como él sabía responder con tanta rotundidad al sacerdote durante las misas celebradas en nuestra Lengua madre.

Su deficiencia le impedía hablar correctamente. Pero todos lo entendíamos, sabíamos perfectamenque qué preguntaba; claro que, como casi siempre preguntaba o decía lo mismo, ello facilitaba la cosa.

Disfrutraba de excelente salud. Pero siempre estaba a la espera de ir a Huelva o a Sevilla a operarse, nadie sabe de qué, porque él no sabía explicarlo.

Llevaba la “manga” en los entierros como nadie, quizás el único que pudo en alguna ocasión hacerle sombra fuera el recordado Frigolet el electricista, el abuelo del Chiqui, que vivía en el patio de vecinos del Junquero en la calle Ainé Carbonell.

Todo amabilidad, puntual en su quehacer de eterno sacristán, y efectivo a pesar de los pesares.

Hace unos años nos dejó y yo lo recordé en el blog, pero creo que ya va siendo más que hora de incluirlo en el libro de los ayamontinos inolvidables.

Ayamonte parió a dos José Pérez Barroso. Uno, el industrial conservero cuya calle discurre allá por el bar Margallo y el Alcaraván. Este era "Pepe Pinto".

Y a José Pérez Barroso, el eterno sacristán, el muy curioso, simpático y extraordinariamente querido "Pegapalos".

Ya estás aquí, amigo Pepe, el “tio Tine” te ha llevado a las páginas de los ayamontinos que siempre permanecerán en nuestros recuerdos.

08/10/2012 11:04 mojarrafina ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Núñez

Trini me parece que también lo recordaste en un artículo que hiciste de los cristobitas en la Laguna, pusiste una foto en que estamos muchos niños de aquellos tiempos sentados viendo los susodichos cristobitas.

Saludos

Fecha: 08/10/2012 15:19.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris