Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2015.

AYAMONTINOS INOLVIDABLES. Josefa López Mestre, Pepa la del Cepa.

20150604105214-cepa2.jpg

Ayer despedimos a una ayamontina ejemplar, Josefa López Mestre, o sea, a nuestra querida paisana Pepa, la mujer del Cepa, que era como la identificábamos con más facilidad.

Mi parentesco con ella llegó por la vía de la afinidad, era la esposa de mi primo Manolo Arenas, Manolo el Cepa.

Yo no quiero entrar en estos momentos en ninguna discusión baladí sobre el feminismo, la condición y derechos de la mujer. Porque llegado un caso como el de Pepa López Mestre, todos esos elementos estructurales de teorías antiguas y nuevas se vienen abajo por el propio peso de la personalidad de alguien, que como Pepa, no consideró otros pilares en su vida que los que le brindaban su esposo, sus hijas y el trabajo diario y sacrificado.

Pepa supo compaginar con la mayor naturalidad, las tareas de esposa, de madre de una saga numerosa. Y encima le quedó tiempo para, entre máquina de coser y sartenes del bar, sacar adelante un negocio que conllevaba mucho sacrificio, muchas horas de trabajo, pero que era la forma de tirar para adelante toda la familia.

Mujer sumamente amable, de permanente y sincera sonrisa, fue también icono y ejemplo a seguir de nuestro Carnaval, que era para ella cita obligada: el entierro de la sardina no sería lo que es sin la contribución de "Manolo el Cepa y Pepa la mujer del Cepa".

Ahora solo le resta esperar a su esposo para, juntos de nuevo, vivir esa alegría sin límites que dicen espera a las buenas personas. En todo caso, Pepa López Mestre, Pepa la del Cepa, figura ya en la lista que hace tiempo abrió este blog, la de Ayamontinos Inolvidables.

04/06/2015 10:52 mojarrafina ;?> Hay 4 comentarios.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. La "Playita del Salón".

20150624103934-10847953-965131190206257-7144801036854131795-n-1-.jpg

En tiempos pasados, cuando todavía no se había extendido Ayamonte hacia el Sur a través del Salón de Santa Gadea, los jóvenes y no jóvenes de la época disfrutábamos de una singular playa o playita: la del Salón.

Todavía restan vestigios de tan singular playa, que hoy nos trae al recuerdo Juan José Núñez, incansable reportero gráfico durante todo el tiempo que permanece en Ayamonte.

Junto a esa ruinosa casa que se ve en la foto que publicamos, y aunque no lo parezca por el descuido y abandono del entorno, existía un extenso arenal, con dunas y retamas, que terminaba en un sitio emblemático del lugar: "la bardita". Una bardita de piedra desde la la cual se lanzaban los buenos nadadores -yo no, porque nunca lo fui- durante la marea llena. Entonces entraba en ese entorno de arenas y retamas, a la izquierda de la bardita según se mira al río, cuando la marea crecía, una lengua de agua que servía de playita para los más pequeños.

No era lugar para coger coquinas, pero sí para cazar bocas de caballetes durante la bajamar.

Ver ese lugar en el estado en que se encuentra da pena, porque queramos o no, esa fue nuestra playa durante muchísimos años. Solo había que cruzar el estero en la patera de Paco el Lanchero y tirar por el muro hasta la "Playita del Salón", donde permanecíamos todo el día y aprovechábamos para disfrutar de las dos actividades dichas: el baño y la caza de bocas de caballetes.

 


24/06/2015 10:39 mojarrafina ;?> Hay 26 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris