Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2014.

LA BUENA GENTE DE AYAMONTE. Antonio Acuña Grao.

20140902143431-dsc03118.jpg

No sé cómo se las arreglan, pero hay personas que se pasan la vida haciendo el bien, siendo solidarios, fraternales, servidores de los demás, abnegados, y muchas cosas más y encima pasan desapercibidos. Es el caso de mi querido amigo Antonio Acuña Grao.

Yo me meto con él cuando lo veo con una vara, porque me consta que practicamente lo obligan. Para ver al Acuñita hay que acercarse a aquellos sitios donde se presta servicio a los demás sin ser ni siquiera llamado. No le bastaba la Hermandad del Mayor Dolor y la Patronal de las Angustias, ahora lo vemos en el comedor social entre cacrrolas o acarreando libros de segunda o tercera mano para, con su venta, arrimar dinero para los más necesitados a través del economato San Vicente de Paul.

Siempre fue así, lo conozco desde muy jovencito cuando trabajaba a mi lado en el despacho de don Trinidad Navarro Nieto, y cuando se entregaba de cuerpo y alma al equipo de fútbol de La Milagrosa.

Y todo sin hacer ruído, pasando de puntillas. Dios te lo pague, amigo Acuña, y te lo pagará en nombre de aquellos, los más necesitados, a los que te entregas generosamente cada día.

El Prior de la Orden de los Hermanos Hospitalarios te dará la bienvenida al club de la buena gente de Ayamonte. Seguro.

02/09/2014 14:34 mojarrafina ;?> Hay 7 comentarios.

MOJARREANDO: Siempre nos quedará la Virgen.

20140909143014-10646873-696349723785240-5025932840880952661-n-1-.jpg

Una de las frases más famosas y conocidas de la historia del cine es la oída en una de las películas más grande de la historia del cine: "siempre nos quedará París", aunque en verdad la frase original era la de "siempre tendremos París". Pero es lo mismo: tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, que diría un nostálgico falangista.

Viene al cuento recordar la famosa frase con motivo de las últimas fiestas de Nuestra Señora de las Angustias que hoy terminan. Muchos me han pedido lo que en ningún caso voy a hacer: criticar por boca de otros. Los que no se atrevan a hacerlo por ellos mismos que no recurran a mí.

Me he limitado a decirles aquello de que cada viento aguante su vela o casa perro se lama su pijo.

Es obvio que durante una terrible crisis económica, de la que los peores paganos resultan ser los trabajadores municipales, no podemos andar criticando la escasez de alumbrado, la ausencia de artistas, la falta de la tradicional "torada", entre otras cosas propias de la festividad.

Pero fijémosno bien en un detalle: por mucha crisis, la Patrona nunca lo está, porque la devoción es imperturbable. Podemos quedarnos sin fuegos artificiales, sin toros, sin alumbrado, sin grandes orquestas. Todo eso puede ocurrir, pero al final las fiestas de las Angustias tendrán un atractivo incomparable: la presencia de la Virgen.

Sí, así es. Por eso nos remitimos a lo dicho al principio, y en vez de decir que siempre tendremos Paris, diríamos: siempre la tendremos a Ella. Con cuatro cohetes, una banda de música, media docena de ventorrilos y los gigantes y cabezudos habría bastante. Lo demás lo pondría Ella con su presencia a través de esa trilogía festiva incomparable: Ofrenda, Función, Procesión.

09/09/2014 14:30 mojarrafina ;?> Hay 37 comentarios.

LA PECULIAR FORMA DE HABLAR DE LOS AYAMONTINOS. Te considero.

20140930111455-imagen-095.jpg

Están ustedes en lo cierto: esa dama tan guapísima que ilustra esta entrega es mi madre, ya verán por que la traigo a colación.

Hacía tiempo que no recurríamos al epígrafe de nuestra peculiar forma de hablar. Lógico si ya hemos casi agotado el cupo con dos libros publicados, pero siempre surge alguna palabra, alguna expresión, que nos hace volver sobre nuestros pasos.

La expresión te considero es sinónima de la vulgar te compadezco. Recuerdo cómo de joven le enseñaba a mi madre las notas del Instituto y ese suspenso en Matemáticas que no desaparecía. Yo no era mal estudiante, de suyo, salvo ese lunar, solía sacar buenas notas. Mamá, ya no sé que hacer,pero con don Juan no me entero. Y ella me decía: hijo, te considero, durante el verano que te dé clases Rafael Pérez Castillo y ya está.

Otras veces, quizás la mayoría, la frase se empleaba en casos de fallecimientos o enfermedades graves: te considero, se le decía al doliente, al sufriente.

En mi familia no hemos dejado de usar esta expresión, y cuando una de mis hijas le cuenta a la otra algún achaque de la edad, de la mía, la otra le contesta: hermana, te considero.

Bueno, desde Vigo, hasta la próxima.

30/09/2014 11:14 mojarrafina ;?> Hay 14 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris