Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2014.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. El cipote de Manolito Arenas.

20140706215140-10487599-492051560929785-2292203916000768899-n-1-.jpg

Hace ya muchos años que nuestra Diana de las Angustias perdió su encanto, es más, parece condenada a la extinción. ¿La culpa?. No sé, pero mucho me temo que lo fuera ese concepto equivocado de libertad en virtud del cual todo vale, un todo a cien en el mundo de la Culura.

Rercuerdo aquellas mañanas de vísperas patronales alegres, divertidas, con el aguardiente como protagonista, pero sin desmadres, sin faltar al respeto a nadie y sin maltratar el paisaje urbano.

Un año, no recuerdo cuál, un ayamontino tuvo una genial ocurrencia: transformar el tradicional búcaro para el aguardiente nada menos que en un cipote. Fue y sigue siendo de extrañar que se lo permitieran, dada la época, pero lo cierto es que Manolito Arenas, hoy dedicado a vigilar nuestro parque municipal, nos invitaba a todos a empurrar el cipote y tomar el trago de aguardiente. Había que ver las caras de más de uno y de otra, que seguro se imaginaban momentos eróticos con el cipote en las manos.

Fue la famosa Diana del cipote de Manolito Arenas, que ahora ha colgado una foto en Internet junto a mi amigo Tapaera, que no parecen los mismos, están hechos unos dandi y no unos adefesios como ahora.

Por cierto, ¿conservas el famoso cipote, mojarra?. Si es así, queremos verlo.

06/07/2014 21:51 mojarrafina ;?> Hay 16 comentarios.

AYAMONTE EN EL RECUERDO. La tienda casera de Carmen la Fogona.

20140713220829-320141-476628235695481-1550644449-n.jpg

Atendiendo la petición de la bloguera Lucía Roncero Cruz y de otros tantos, entre los que se encuentra el comunista raro de la Plaza de las Monjas, vamos a tratar, como ellos me dicen, "cosas antiguas de Ayamonte". Son jóvenes y tienen ansias de recordar pasajes de su niñez o que se les cuente cosas que ellos no conocieron. Pues vamos allá.

Voy a tratar hoy de una pequeña tienda que había en la calle Olivo 17, en el barrio del Peñón, poco más arriba de mi casa, frente a la balda. En dicha casa vivía un matrimonio compuesto por Francisco Garlito, pero conocido como Agapito el Cojo, y Carmen Garcés, conocida por Carmen la Fogona, hermana de un afamado oftalmólogo ayamontino, Ramón Garcés, radicado en Huelva capital.

En esos tiempos -años cuarenta y cincuenta- proliferaban las tiendas de comestibles y artículos varios, llamadas de desavío, que venían ubicadas en la propia casa del tendero o tendera. Ya verán la cantida de tiendas que citarán mis blogueros.

Carmen la Fogona vendía de todo, desde patatas hasta mariposas con sus pabilos para alumbrar santos y familiares perdidos. Carmen era analfabeta total, pero se las apañaba para apuntar el fiado. Así, utilizaba signos o dibujos: rayita pequeña, cinco céntimos; rayita grande, diez céntimos; en la gama de los reales y pesetas utilizabas pequeñas circunferencias, medianas o grandes según el valor de la moneda.

Estas tiendas tenían la ventaja de que se podía disponer de ellas todos los días y a todas horas, pues como decía antes, la tienda estaba en la propia casa de sus dueños.

Agapito, por su parte, era marinero, con mi padre trabajó muchas veces en el acostado "Duero", del "España", y en el invierno en el mechillón. Otra particularidad de la casa de Carmen es que tenía aparato de radio y allí iban las vecinas a oir Radio Costera. Qué tiempos.

13/07/2014 22:08 mojarrafina ;?> Hay 25 comentarios.

AYAMONTINOS INOLVIDABLES. José Gómez Canto, "Furia".

20140721143447-262369-479762605382044-397971917-n.jpg

Hasta el mismo momento en que él mismo se autoapodó como "Furia", siempre fue conocido po su apodo familiar: "el Podrío". Recuerdo mucho a su hermano Román, una verdadera figura en el juego del dominó.

Dos oficios penosos presidieron la vida del recordado "Furia": jeringuero con Rogelio y Esperanza, y marinero.

La vida de Pepe el "Furia" estuvo siempre empañada por su afición al alcohol, siendo así que encontrarlo sobrio era poco menos que un milagro. Sin embargo, me aseguran marineros ayamontinos que trabajaron con él en la mar que mientras estaba embarcado ni lo probaba, y que era un excelente marinero.

Excelente marinero y mejor persona, no tenía nada suyo, siempre andaba cargado de chucherías y juguetes para regalarlo a los críos que se acercaban a él. Era amigo de todo el mundo, además, éramos "primos", pues así solía llamarnos a todos.

Muy inteligente y habilidoso, aun en estado de gran embriaguez ningún tabernero fue capaz de enredarlo con la cuenta.

"El Furia", apodo que como decía él mismo se puso en recuerdo a una serie televisiba en la que el protagonista principal era un hermoso caballo negro llamado precisamente Furia. El amigo "Podrío" disfrutaba relinchando para imitar al caballo. Fue, en definitiva, un personaje irrepetible, muy querido y de gran nobleza. 

21/07/2014 14:34 mojarrafina ;?> Hay 12 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris