Facebook Twitter Google +1     Admin

AYAMONTE EN EL RECUERDO. Enrique el de las cabras.

20130124180544-embalse-cabras.jpg

En los tiempos de que trato en este artículo ignoro si el término uperización existía en el diccionario de la RAE; desde luego, se puede afirmar que no en la terminología popular, sobre todo en los pueblos.

Digo esto porque hoy se le da mucha importancia al término cuando nos referimos a la leche y nos da a entender que la leche no uperizada es poco menos que un veneno.

El asunto me trae a la memoria estampas de mi niñez, cuando desde la altura del Peñón, asomado a su blanca barda veía las cabras del  bueno de Enrique, abuelo de  nuestro amigo Juan el cristalero, o sea, el Tejero, y como su hijo subía las escalinatadas de Tarpeya y mi madre salía con una lata de leche condensada vacía, cuya tapa hacía de asa para comprar un cuarto de litro. Despues hervía la leche en la candela y mi hermana y yo nos la bebíamos con el café. Y aquí estamos después de más de sesenta años, vivitos y coleando.

Y es que las cabras de Enrique eran especiales, y el bueno de Enrique las cuidaba junto con su hijo con todo esmero, de ahí su gran calidad y lo bien qu se criaron los niños de la época. Bastaba con hervirla y punto. Yo creo que ni uperizada hubiera estado más rica.

24/01/2013 18:05 mojarrafina ;?>

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Ayaba

Po no bebí yo leche no uperizada, había como muy bien dice nuestro amigo director que hervirla, se ponía la leche en un cacharro este en un fogón o cocina que tenia dos galerías donde se metía el carbón, encenderlo, hacerlo brazas abanando con el capacho, la leche se iba calentando pero había que tener mucho ojito, ni un descuido, al mismo tiempo que se abanaba había que estar mirando la leche pues esta al hervir se subía para arriba y se bosaba, si te descuidaba te quedabas sin leche y la cosa no estaba para eso, si se bosaba no había más leche, no se iba otra vez a la nevera se cogia el cartón o tetacrix se llenaba el baso y se metía en el microonda, no existían ni el frigorífico ni el tetacrix, ni el microonda, estaban las alacenas y repisas adornadas con unas tiras de papeles muy bonitos con dibujos o haciendos cuadros.

Niñooo ten cuidado con la leche, es que en decimas de segundo se bosaba to, me acuerdo de mi cacharro de aluminio con una asa.

Seguirá

Saludos

Fecha: 24/01/2013 20:19.


Autor: Uno más joven

Uno más joven

No decían los de aquellos años que bebían leche en polvo, en que quedamos.

Saludos

Fecha: 25/01/2013 14:31.


Autor: Rumardo III

Lo de la leche en polvo duró un tiempo, tiempo, no fue eterno.

Fecha: 25/01/2013 18:10.


Autor: Ayaba

El inolvidable señor Juan el latero que vivía en la Cuesta San Diego donde empieza la cuesta pronunciada al lado del faro, el molino y la era, iba por las calles con sus herramientas pregonando, se le llamaba para poner unas lañas a los lebrillos rotos o también para ponerle una asa a la lata de leche condensada, que seguidamente pasaba a ser el cacharro de la leche, a dicha lata se le llamaba también “vagón” cuando se usaba de medida en la venta de coquinas y verdigones.

Los veteranos hemos vivido dos épocas, dos mundos, lo de los oficios extinguidos y vendedores ambulantes, a los adelantos de ahora, no es que ahora seamos más listos sino que la mayoría de inventos no se hubieran hecho todavía sin el conocimiento basado en la experiencia, experimentación e investigación y en la percepción de desde hace en muchos casos siglos.

Continuara

Saludos

Fecha: 25/01/2013 19:56.


gravatar.comAutor: Ayamontina

Me acuerdo de aquella leche.Que buena estaba!.A la Plazoleta la llevaba una señora que no recuerdo su nombre,pero sí el de su burra,Antonia.Y qué me decís de la nata?Nos peleábamos mi tio y yo por comérnosla con azucar.La leche de ahora,por mucha uperización,no tiene aquel sabor.
Hasta pronto.

Fecha: 25/01/2013 20:16.


Autor: EL KUN

El puñaito de blogueros que nos reunimos para comentar los comentarios del blog pasando la mañana apaciblemente hoy hemos optado para entonarnos con vasos de leches calentitos sin uperizar unos, añadiéndole café descafeinado de sobre otros, el tema que ha sobresalido es si el café con leche que llevaba un señor en una cafetera, al señor arbitro de la contienda recorriendo todo el pasillo entre el terreno de juego y la grada de preferencia del campo municipal antiguo, era de leche uperizada, la mayoría decía que según, sí iba ganando el Ayamonte por que no, seguidamente se paso a comentar el partido del siglo del miércoles que viene, decían que el que ganara, ganaría la copa, solo yo decía la verdad que la copa del Rey, con leche uperizada o sin ella el campeón será mi equipo Atlético de Madrid.

Saludos

Fecha: 25/01/2013 21:09.


Autor: Ayaba

Me parece que la señora que vendía la leche por la Plazoleta era una mujer vestida de negro que se llamaba María, la hija María también, Mariquita muy bonita por cierto.

Habían varios lecheros, de la Villa, Tomas el manquito, el iba cobrando y dos hombres llevaban los cantaros. El Gordo que pasaba por las tardes con la leche cocida y calentita creo que también era de la Villa. Otra familia que vivía en el Gurugu y luego se fueron a vivir al Campillo de la Vacas al lado de una tienda de ultramarinos tenían una piara de cabras. La familia Raspaqueso tenían también una piara de cabras que las recogía en una choza detrás del faro de la Cuesta San Diego, recuerdo al inolvidable amigo Mimi hermano de Joaquín el Piti, de la familia los Raspaqueso, al Mimi lo mandaba la madre con un cántaro a vender la leche por la tarde al sol puesto y dejaba mi casa para la ultima porque se quedaba a jugar en la mesa camilla al calorcito de la copa con nosotros al parchis, nos jugábamos los polvorones que le regalaban a los marineros, luego emigraron a Mallorca y volvieron a nuestra ciudad, diciendo el Mimi que era boxeador.

Y después de tanta leche calentita no se acordáis de la venta ambulante de las cocas, molletes, riquitrunes, sultanas, bizcotelas….

Saludos




Fecha: 25/01/2013 21:10.


Autor: Desnatada, Semi y entera

Con la leche uperizada entera, colectero seguro.

Saludos

Fecha: 26/01/2013 13:35.


gravatar.comAutor: Ayamontina

Me acuerdo señor Ayaba.A casa venía una señora de la villa que se llamaba Inés acompañada siempre de su hija Antonia y traía unos dulces exquisítos.Aparte de todo lo que usted a nombrado,recuerdo especiálmente los piononos y las medias lunas,solamente comparables con los de La Flor De La Canela.Se me está haciendo la boca agua.Voy a marendar...
Saludos.

Fecha: 26/01/2013 20:00.


Autor: Ayaba

Señora Ayamontina había una señora que vivía en el Canto la Villa que le decían la China que iba por las calles con una cesta de mimbre vendiendo dulces, entre ellos unos trozos de cocas muy ricas, será otra porque era por los años cincuenta.

Y de las milhojas y los merengues del Buen Gusto no te acuerda, estaban muy ricos también.

Saludos

Fecha: 26/01/2013 20:42.


gravatar.comAutor: eterna

Muchas gracias Trini por nombrar a mi bisabuelo y abuelo Manuel, él me habla de sus anecdotas como pastor y de como eran sus dia a dia. Gracias

Fecha: 27/01/2013 00:44.


Autor: EL KUN

A mi me kustaba las vienas, kogia una viena la habría por la mitad le kechaba manteca blanca y kolora y me komia una viena a lo kolchonera con un vaso de keche calentita, no uperizada, una delicia para el kalada.

Saludos

Fecha: 27/01/2013 07:58.


Autor: tramoyista

Y el cartel de semana santa pa cuando?

Fecha: 27/01/2013 09:44.


Autor: Rumardo III

Quiero aclarar a mi amigo Ayaba que Tomás el lechero, aunque era manco, no se limitaba a cobrar, también despachaba con gran habilidad poniendo la lata entre las piernas y echando la leche con su único brazo, era admirable, o bien ponía la lata en un poyete o escalón.

Fecha: 27/01/2013 11:04.


Autor: Rumardo III

Amigo Kun, ¿tú eres el que quieres ver el cartel de Semana Santa o es el Santi?.
Además, ya sabes que el Trini no quiere que en el blog se hable de Semana Santa.

Fecha: 27/01/2013 11:08.


Autor: El Torrija

Amigo KUN las vienas estaban muy buenas, pero con un buen vaso de leche no uperizada caliente, están las torrijas riquísimas.
Corto el pan en rebanadas de más o meno un centímetro, caliento la leche e infusión las ramitas de canela y añado el azúcar, dejo enfriar la leche antes de empapar las rebanadas ya que si no se reblandecen demasiado, una vez remojadas las rebanadas de pan las paso por huevo batido y las frío en aceite de oliva bien caliente, las escurro bien y las pongo en papel secante para quitar la sobra de aceite, las rebozo seguidamente en azúcar y canela.
Saludos

Fecha: 27/01/2013 11:11.


Autor: Ayaba

Amigo Rumardo III cierto es lo que cuenta del señor Tomas, pero en ciertos momentos como cuando bajaban la calle Martes sobre las dos de la tarde iban a toda pastilla, Tomas cobrando y los otros dos señores de la Villa también uno llevaba los cantaros y el otro despachaba se repartían la faena cuando se les hacia tarde.

Saludos

Fecha: 27/01/2013 11:27.


Autor: Mojarrafina

No me des las gracias, eterna, que yo
recuerdo a tu bisabuelo Enrique y a tu abuelo Manuel y tu abuela Josefa con mucho cariño como vecinos que fuimos tantos años.

Fecha: 27/01/2013 13:17.


Autor: Arife

Sr.Ayabacito, creo que la señora lechera que tenía una hija llamada Maria, se llamaba Josefa y eran una gran carnaval era.En cuanto al tema dulcería no se me pueden olvidar los famosos calcetines del amigo Banego, además de sus exquisitas bizcotelas, sultanas, y sobre todo sus riquísimos bollitos de leche.¿Os acordáis de las rifas que hacia en a puerta de Macario el de los futbolines? !que tiempos!.muito cumprimento para o Sr.Nuñez y muita sorte para o jogo da cuarta fera da tasa do Rey.

Fecha: 28/01/2013 16:30.


Autor: Rumardo III

A ver si nos expresamos con propiedad: eran calcetines...DE ESCOCIA. Y la rifa de Banego, cuando invitaba a alguien a cortar la baraja, decía. AL LINDO CORTE.

Fecha: 28/01/2013 17:45.


Autor: Ayaba

Un gran recuerdo mío para el inolvidable señor Fernando -hermano del inolvidable señor Banego- que compartimos durante muchos años mi montaña, mi Meri, en tierras lejanas, un hombre serio y educado, era un honor encontrármelo por estas calles y charlar un buen rato de las cosas vividas en nuestro pueblo, Fernando era quien hacia los dulces en su casa de la Laguna.

Saludos

Fecha: 28/01/2013 19:17.


Autor: Ayaba

En este articulo donde hemos comentado los buenos sabores de aquella leche tan rica y hemos comentado los variados y ricos dulces, hecho en falta lo que hubiera sido el colofón, el broche, nada más y nada menos que una poesía del amigo y poeta hispano portugués Fernando Pargana dedicada a los dulceros ayamontinos.

Claro que siempre habrá quejas, el amigo ErPihito dirá, pues los buenos dulces del señor Portela con su mesa plegable y su cesta de mimbre en la puerta del Americambar no lo habéis nombrado, no habéis dicho nada.

El amigo Rumardo III se quejara de que de las mejores cocas ayamontinas las de la calle Buenavista no habéis dicho nada, no las habéis nombrado, claro como iba del Peñón a comprarlas allí.

Habrá quien se queje diciendo y de las bocas cuando vais a hablar, haber si en el siguiente articulo hablamos de hay bocaaaaa, ya que de Semana Santa esta prohibido teclear en el blog.

Saludos

Fecha: 28/01/2013 19:48.


gravatar.comAutor: Ayamontina

Cláro que me acuerdo del Buen Gusto señor Ayaba,pero curiosamente del aroma que desprendia al pasar por su puerta,hay cosas que no se olvidan.Respecto a lo de la señora de la villa yo le estoy hablando de los años setenta,puede que tambien hubiéra otra que le dijésen la china.Saludos.

Fecha: 01/02/2013 20:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris