Facebook Twitter Google +1     Admin

AYAMONTE EN EL RECUERDO. Olores para la nostalgia 7.

20120821200331-00277759.jpg

Hoy vamos a detenernos en un lugar pequeño y concreto para recordar dos inconfundibles olores del pasado siglo. (No tengo fotografía del lugar, así que he puesto una alegórica, si alguien tiene una que me la envíe, por ejemplo el Luzla).

El sitio en cuestión es la calle Huelva, entre el cruce con Buenavista y la Callejita Estrecha y la antigua casa del Tejaíto.

En ese tramo la clásica calle se inundaba de dos olores bien distintos aunque muy apetecibles los dos: el procedente del almacén del “Chacinero”, que iba de la calle Huelva hasta la Avenida, y un poco más adelante, en la acera de enfrente, el olor a tahona clásica de bueno de Elías.

El chacinero en cuestión era un señor creo  recordar muy alto, posiblemente de Alosno o de otro pueble de nuestra Sierra huelvana. El almacén era enorme, se veían los grandes depósitos de aceite y la chacina colgada del techo impregnando con sus olores tanto la calle Huelva como la Avenida. Ello me recuerda una frase de mi mujer: “huele que alimenta”. Posteriormente el almacén pasó a ser propiedad del matrimonio “Gimiendo y llorando” más bien ya para la venta de aceites, vinos, licores y refrescos. Con ambos propietarios trabajaron los hermanos Carrega, grandes trabajadores. Y un señor mudo cuyo nombre no recuerdo, también un gran currante.

La tahona de Elías, por su parte vendía unas teleras exquisitas, se entraba a una especie de zaguán y a la izquierda había un par de escalones que daba acceso al mostrador, tras del cual nos encontrábamos a la esposa del panadero y madre de nuestro amigo Rafael, Narcisa, todo amabailidad. En más de una ocasión, por no decir que a diario, irían los amigos Bole y  Santi Puga a comprar el pan. Corto espacio para tan grandes y recordados olores. No sé si el Ayaba recordará al “Chacinero” pues yo soy mayor que él y mis recuerdos con de mi infancia. El Fa seguro que sí lo recordará aunque a él le cogía lejos de su casa.

21/08/2012 20:03 mojarrafina ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Ayaba

Rafael con el paso del tiempo pienso que adelgazaría un poquito era más que gordo grande, me acuerdo que iba a la escuela La Merced a dar clases particulares a las cinco de la tarde con un grupo mixto con Don Celestino y luego iban a examinarse a Huelva.

Creo, seguro que en aquella callejita en la esquina de la calle Huelva vivía mi gran amigo Villegas, entonces El Pirulo estaría todo el día oliendo a chorizo.

Otro amigo mío, tendría dos olores a gamba y a chorizo el Rafeelito Pimpin los dos iban a la misma clase como tendrían el aula menos má que yo iba mas adelantado por edad.

El Pimpin cuando saldría de la escuela iría a comprar el pan y los riquitrunes a la tahona de Elías o ya lo habría ido a comprar Lili que buena estaba las tortitas de aceite joder.

Saludos

Fecha: 21/08/2012 21:01.


Autor: Núñez

Que calor que hace quien estuviera en la bardita del salón con olores a marismas junco y retamas y echar la mirailla con disimulo había un ramillete de flores blancas de las retamas que no te veas, no todo va ser olores a chorizos por muy buena que estaba la chacina del Andevalo concretamente del pueblo del Alosno del amigo Chacinero.

Saludos

Fecha: 21/08/2012 21:57.


gravatar.comAutor: de la calle huelva toda la vida

Francisco el chacinero era de Cumbres Mayores tenia un hijo que lo conociamos por el Kiko,es verdad que su almacen en aquellos tiempos olia que alimentaba,yo tengo un recuerdo imborrable,cuando descargaban los camiones de aceite alas cisternas que habia en dicho almacen,vi un dia al "Zamboro" con un trozo de pan mojando las gotas de aceite que caian de las mangueras del camion,recuerdos tristes pero recuerdos reales.

Fecha: 22/08/2012 00:51.


Autor: Er Núñez

En aquellos tiempos no me acuerdo de los bocadillos de chorizos, mortadela… los bocadillos que se comían en general era un trozo de pan con aceite y un torron de azúcar o también un trozo de pan y una onza de chocolate un cuadradito. A mi me gustaba más el de chocolate que compraba en la tienda de Zacarías, a mi primo Casimiro el Catufo le gustaba más el torron de azúcar, iba a la tienda y decía Dertete dame un torron de azúcar se lo tragaba entero. En cuanto a chacina yo era un privilegiado comía morcones, no penséis que cada día cuando iba a ver a mi abuelo Manuel, además de traer en la vaca de Damas huevos en un canasto con paja, el pollo vivo amarraos también una talega con algún morcon. Es que en los pueblos de la sierra la mayoría de la familia hacía chacina casera.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 08:57.


Autor: u. Un Truan

No se como el señor Ayaba conoce y además se acuerda de lugares y circunstancias de todas las calles de Ayamonte, ahora comprendo porque faltaba tanto a clase.Del Chacinero recuerdo aquellos productos tan dañinos para el colesterol que solíamos ver pero no probar. En cuyo almacén solía ver descargando camiones a Vicente El Chocito y a Crescencio Garcés el marido de Bruna y al lado del almacén recuerdo la casa de Manuel Díaz Reyes conocido por Pimpin, de la que se desprendía un exquisito olor a salazón el cual desaparecía cuando su cuñado Frigolet echaba el ambientador.A la tahona de Elías solía ir muchas veces y daba gusto percibir el olor de aquel pan recién hecho y estar un rato charlando con su hijo Rafael, el cual Señor Ayaba también dio clases en la escuela de Canela.Igualmente recuerdo al padre del amigo Antonio Villegas El Pirulo tocando el violín, cosa que hacia gracia a los chiquillos de entonces.También recuerdo por dicha zona los olores de la posada de seña María, después de Leonarda, donde se hospedaba los componentes del teatro Lara Yuqui además del Pajarito con su famosa agua española.También soltaban buenos olores los polvorones,mantecados, alfajores etc. Que vendía Manolo el de Hilda y además a muy buen precio......Buenos olores también en La Cepa que entonces la tenía Jesús el padre del Lolo que fue portero del canela así como de la barbería que había al lado donde el maestro Campos y su clientela solía tomarse alguna copilla acompañada de la correspondiente tapa y esta lógicamente la que dejaba el olor, junto a la barbería la casa de Vicente Cabrera la cual lógicamente no dejaba olores como no fuera al producto de las gaseosas de color no se a que iba a oler, después estaba el almacén del Maestro Clemente Franco con gran olor a cemento y a continuación el corral de seño Mariano El Pollo, fuerte olores a excrementos avícolas, seguidamente un almacén casi siempre cerrado de Casimirito y después el bar de Juan Infantes con los olores propios del negocio y así hasta llegar a la calleja de Don Celedonio. Al amigo Núñez decirle que aclare lo de la Lili no se si quiere decir que la buena era ella o las tortas. Saludos para todos y hasta la próxima.


Fecha: 22/08/2012 10:11.


gravatar.comAutor: fa

Amplio é interesante comentario el del Sr. u. Un Truan.

Saludos cordiales para todos.

Fecha: 22/08/2012 11:40.


Autor: El Mojarra del Peñón,

La foto ha salido muy grande y parece que están obligando al Trini a comer chorizo sabiendo que es hipertenso, qué mala leche.

Fecha: 22/08/2012 12:02.


Autor: Núñez Gonzalez nieto de Manuel Gonzalez Tejeira y Manuela Medina en su recuerdo.

El cerdo fue la base de la alimentación en muchos pueblos de campo ya que podía conservarse durante cierto tiempo las familias tenían "el arreglo" para muchos meses. Dar de comer a un cerdo era como llenar una hucha para tiempos venideros.

El cerdo en la pocilga tenía que comer, crecer y engordar, la alimentación era con lo que se podía, por supuesto todas las sobras y desperdicios eran para ellos, ah sin olvidar caparlos pues así era mejor el engorde.

Una vez vi una matanza del cerdo en el poblado de Sardón serca del pueblo del Granado participaban toda la familia y algunos vecinos entre otros estaban mis padres, mis abuelos, seño Francisquiño la señora Serafina y Manuel Blas este ultimo con familia en Ayamonte en la calle San Antonio de toda la vida.

Enganchaba al gorrino por debajo del hocico, por la papada, por las orejas y el rabo, lograban subirlo a la mesa y tumbarlo, sujetándolo fuertemente por manos, patas y el hocico para que no mordiera, le clavaban el cuchillo en el cuello, en la parte de abajo, y lo degollaba. Empezaba a sangrar copiosamente entre grandes convulsiones, gruñidos y agudos chillidos, y una mujer con el brazo remangado por encima del codo ponía debajo en el suelo un lebrillo para que en él cayera la sangre, y con el puño tenía que estar constantemente moviéndola para que no cuajara.

Luego con unas retamas de jara encendida lo chamuscaban y echándole agua casi hirviendo, con rasqueta se frotaba con mucha fuerza para quitarles todos los restos de pelo que quedasen.

Colgaban el cochino de un clavo e inmediatamente, provisto de cuchillo, abrían por el vientre de arriba abajo y sacaba las asaduras y los intestinos, que eran puestos sobre un recipiente de madera.

Limpiaban y quitaban toda la porquería del mondongo y de las tripas, lo hacían con agua caliente, limón, vinagre y sal. Las más gordas se utilizaban para los morcones y las morcillas, y las finas para chorizos y longanizas.

Sobre un lebrillo de barro se vaciaba la cebolla cocida, para agregarle sangre de la recogida del cerdo, manteca del mismo animal, pimienta molida, perejil, sal, pimentón, trozos de lomo y panceta todo esto se amasaba mucho con las manos, y de esta forma quedaba dispuesto para embutir.

La máquina de hacer chorizos y morcillas iba provista de unos embudos de hojalata de quita y pon de varios tamaños, así como de unas cuchillas de diferentes tipos, y atornillado sobre una mesa de madera, la maquina movida con una manivela arrastraba la masa hacia la tripa, conectada a la salida por uno de los embudos.

Las tripas se pinchaban con un alfiler para que saliera el aire, procurando que no se atrancara la masa, engordara de forma alarmante y se rompiera, esto lo solían hacer entre varias mujeres, mientras otra apretaba las tripas con las manos para que quedaran bien rellenas, a la vez que las ataba con una cuerda fina de cáñamo para ir haciendo las morcillas.

Con todos estos trabajos llegaba la hora de la comida, que solía ser unas gachas de matanza, utilizando la pringue que soltaban al freír unos trozos de magro cortados del cerdo y la asadura. Los comensales se colocaban alrededor de la sartén normalmente de pie, en una mano el pan y en otra la navaja, daban un paso al frente, mojaban con un trozo de pan pinchado en la navaja y retrocedían para dejar el espacio libre a otros. En el suelo se colocaba también el porrón o la bota con el vino, que iba pasando de mano en mano, haciendo la ronda.

El tratamiento de los jamones y paletillas era enterrarlos en sal, los trozos de tocino blanco y la panceta también se metían en sal, pero menos días.

Pero, aparte de todo esto, la matanza era una gran fiesta para los chiquillos y creo que para los mayores.

Ha sido largo pero he disfrutado recordándolo ahora me callo un par de día para no cansar y dejar escribir a los otros buenos blogueros.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 12:46.


Autor: Ayaba

No puede ser ya estoy escribiendo otra vez, perdón.

Señor un Truan por todo lo bien que explica de esta zona creo seguro que eres mi amigo de hacer campanas con el Narcis.

A lo que me preguntas de las tortitas de aceite de la panadería de Elías lo dejo a tú elección.

Buenas memorias tiene del Lara Yuki, te acuerdas del señor que repartía las hojillas de las propagandas, era gracioso el tío.

El Lara Yuki era un teatro ambulante de obras de teatros clásicas, como fue La Barraca del gran poeta y escritor de teatro Federico García Lorca unas décadas antes.

En Ayamonte el Lara Yuki tuvo éxito y estuvo todo el verano, en esto un jovencillo un ayabacillo fue más listo que todos los más mayores del Circulo Mercantil juntos, resulta que había dos artistas jóvenes muy bonita y los del Circulo por verlas iban todos los días al teatro a veces aunque repitieran la obra, pagando su entradas claro esta. El jovencillo el ayabacillo todas las mañanas se iba a la bardita del salón a bañarse, y a echar la miradilla había un ramillete de flores de retamas en bañador de aupa, las dos del Lara Yuki que quería que las enseñara a nadar y cuando les llegaba el agua a las espinillas les daba miedo lo único que podía hacer era que se extendían en el agua y yo las cogia por las manos y las iba llevando y les decía que moviera los pies y yo iba mirando la canalilla de los pechos, las otras flores se llaman Lili que quitaba el hipo y la Belli de mi barrio -no la Bellita de la Avenida- otra que estaba más buena que las tortitas de aceite esta mujer emigro también, en aquellos tiempos emigraron muchas personas muy majas como personas, como tambien la que veia pasar por la Cuesta del faro por que se cortaba camino al Instituto laboral nuevo.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 14:41.


Autor: Eu tenho um irmao em Lisboa que é ainda mais botarate do que eu,

Al final hasta nos vamos a creer que el Ayaba ligaba. Ni borracho.

Fecha: 22/08/2012 14:45.


Autor: Ayaba

Señor Eu tenho um irmao em Lisboa, yo no he dicho que ligaba, porque mentiria, yo he dicho que echaba las miradillas como todo el mundo y lo que cuento fue verdad, el Lara Yuki fue el verano del 63 o 64 y el ayabacillo iba a bañarse y echar la mirada que es libre y si se saludaba y hablaba con las gente que veia cada día es una cosa normal.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 15:02.


Autor: El Truan

Sr.,Núñez de verdad que me he quedado boquiabierto con la explicación de la matanza del cerdo !que memorion!, en cuanto a las chicas del teatro Lara Yuqui no me extraña que las ayudara a nadar pero creo que seria a una nada mas y que la otra seria seguramente el mariconcete que nos daba los programas de mano para repartir y luego nos regalaba entradas, las que nos daba en la manita con mucho cuidado, ya usted me entiende,para terminar Sr. Núñez decirle que si Dios no lo remedia el próximo lunes aterrizara en Ayamonte tu ex colega Antonio Villegas Irala según me ha informado su gran amigo Antoñito Rafael El Pimpin, espero que no sea una broma de este caballero y que pueda saludarlo después de tantos años sin verlo.Sr.Ayaba que pronostico tenemos para mañana?.saludos para todos y hasta pronto.

Fecha: 22/08/2012 16:26.


Autor: Núñez

Amigo Truan esto de la matanza del cerdo es cierto mi familia por parte de Madre vivían en un poblado que se llamaba Sardon la maleza ya ha borrado las huellas hay vivían los trabajadores de las vías del tren que llevaba los minerales de las minas al Puerto de la Laja donde la cargaban en barcos Mercantes rumbo a Inglaterra, cuando a principio de los sesenta este trabajo termino los de mi familia en edad de trabajar emigraron a Barcelona por eso cuando yo me fui a tierras lejanas estaba arropado.

Amigo Truan las del teatro eran dos chicas muy bonitas le daba a una la mano mejor dicho ella me la daba a mi para llevarla por el agua procurando ir por la orilla porque les daba miedo y luego a la otra, el mariconcete no fue nunca a la bardita del saló, pero un día estábamos sentado en la arena y llego el mariconcete y dice la Belli A. “coñ. que blanco esta” y dice el mariconcete “porque quiero pintura roja hay”.

Darles recuerdo al Antoñito Rafael y al Villegas del Núñez.

Amigo Truan te acuerdas cuando nos metíamos en jaleo si había complicaciones el amigo que iba siempre con nosotros decía a los otros “A que se lo digo a mi hermano Pedro”, ja ja.

El Pronóstico es incierto a mí me gustaría que fuera un buen partido de ataque de los dos, ya veremos.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 19:38.


Autor: Amante de la naturaleza

Que calor hace quien estuviera en el monte donde esta la Iglesia San Sebastian allí en lo alto tiene que correr un fresquito con olores mezclaos de campo y mar, viendo el río y en el horizonte la playa, abajo el camino y la noria de los frailes franciscanos.

Saludos

Fecha: 22/08/2012 21:15.


Autor: El Truan

Sr., Núñez también conocido ahora por Ayaba se me ha venido a la memoria el nombre del mariconcete que nos regalaba las entradas para el teatro Lara Yuki, este caballero se llamaba Emilio Ocaña no se si usted ahora lo recuerda ya que era gran amigo suyo.También recuerdo un matrimonio que iba todos los días al teatro y era D. Francisco Romero, padre del alumno Francisco Romero Manzano y suegro de Antoñito Massoni , su esposa era Doña Concha la Maestra del Colegio de la Villa.

Fecha: 23/08/2012 03:35.


Autor: Ayaba

Señor Truan, el señor de la propaganda del teatro no puedo recordar su nombre por la sencilla razón que nunca lo supe, solo lo vi algunas veces repartiendo los papelillos.

Yo se amigo Truan que aunque te ayas puesto este seudónimo eres buena persona, muchas veces contemple como le daba buenos consejos, le decías que estudiara a Faustinito Valderrama, era hijo de guardia civil, desde los tiempos del Instituto no lo he visto más no se que fue de él.

Señor Truan en tú buen comentario donde nombras todas las cosas de la zona que tratamos, se te olvido la carbonería que había siguiendo la calle Lepe un poco más adelante, es que no conociste a la señora Pichilica y a la hija que el año pasado era una buena bloguera.

El futbol muy tarde para los que ya tomamos sopitas, porque estoy de vacaciones o si no le iban a dar por donde amarga el pepino por mucho que me cambiara la chaqueta a favor del Barça, la hija de la Pichilica me decía que estaba catalanizao.

Saludos

Fecha: 23/08/2012 12:44.


Autor: Jeromito

En el cruce Huelva-Lepanto también había olores, como a carbón de la Pichilica y chacinas del Roncero.

Fecha: 23/08/2012 13:09.


Autor: La Pichilica

El mejor olor de Ayamonte es el de incienso, pero como en el blog no se puede hablar de la Semana Santa...

Fecha: 23/08/2012 13:11.


Autor: que hable

eso eso que hable, que mejor morir en pie que vivir arridillao, que no se salgan con la suya trini.

Fecha: 23/08/2012 13:41.


Autor: Don Juan de Austria

Y si el Truan y Jeromito siguen los dos charlando Huelva adelante les darán olor a astilleros.

Fecha: 23/08/2012 14:31.


Autor: Un gran amigo del Truan

Me resulta incomprensible que usted Sr.Ayaba diga que no le importa perderse hoy el partido porque empieza un poco mas tarde,me esta pareciendo que lo que usted tiene es un poco de gin dama o no confía mucho en su nuevo entrenador.Al venir de la farmacia de Massoni,hoy de una hija de Don Fernando,donde he ido a comprar un paquetito de tila alpina por lo que pueda pasar, me he saludado casualmente con el amigo Faustino Voalderrama el cual vive en Sevilla, sigue soltero y tan cabron como siempre, recuerdo cuando te gustaba una de sus hermanas, creo que era la rubia, lo que no se porque no la conseguiste ya que hubiera sido un buen braguetazo.En estos momentos llega a mi casa El Truan quien me dice que el comentario se refería únicamente a la zona cercana a la calleja de La Cepa, por lo que ni hizo comentario alguno de otros establecimientos de la antigua calle Lepe, como era además de La Pichilica, la tienda de Pepe Rojas, después de. Pepe Brito y su Primo Paco Niza ,la de Justa, la de Jerónimo Duarte, la de Bárbara y así hasta el final en donde se percibía el rico olor de café portugués que vendía Manuel El Paraguas, suegro del amigo Rafael Losada. Creo que con la ampliación de mi amigo Truan habrá quedado complacido el Sr.Ayaba.Saludos y suerte en el Nou Camp.




Fecha: 23/08/2012 14:39.


Autor: Ayaba

Me alegro que a Faustinito le valla bien era muy amigo del Truan y mío, yo no conocía a la hermana nada más que de vista.

Muy buen articulo el suyo, de donde deduzco que la tienda del señor Armando estaría lejos del almacén del “Chacinero”, o que la tienda no olía, porque ni Jeromito la nombra tampoco, quien seria el hijo de Armando, no me acuerdo.

Lo de los horarios del futbol es una vergüenza, habrá cada semana partidos de liga a las once de la noche, además los lunes, ya me dirá como se iran formando los futuros aficionados que se tienen que levantarse temprano para ir a la escuela.

Saludos

Fecha: 23/08/2012 17:43.


Autor: Una del Salón Santa Gadea

La palabra del señor Ayaba es sencilla, sus recuerdos tan lejos y en la mano, tan sinceros, si sigue así tendrá que pagarle usted señor director Trini Cruz un sueldo.

Fecha: 23/08/2012 18:52.


Autor: Ayaba

Muy bonito, señora o señorita, muy amable y generosa es usted, no merezco tanto mí afán de escribir, de sentirme en mi pueblo me hace equivocarme muchas veces.

Gracias

Fecha: 23/08/2012 20:02.


Autor: Er Núñez

Amigo Truan mucha superioridad hemos tenido que regalar un gol para darle emoción a la supercopa o sino ya se había acabado.

Saludos

Fecha: 24/08/2012 00:34.


gravatar.comAutor: pepeluzla

Has de tener en cuenta, mi apreciado bloguero, que yo (dentro de lo que cabe) todavía soy joven y no llegué a conocer tan interesantísimas industrias. Por descontado que si tuviera una foto que ilustrara este ameno artículo (con sus comentarios, que son tan valiosos o más que el propio artículo) se la haría llegar. Pero va a ser que no! Ni tan siquiera tengo de La Pichilica, con lo buen cliente que era de aquella mujer seria y enlutada. Cliente de chucherías, no de carbón, ojo! Con eso te lo digo tó! Un saludo.

Fecha: 24/08/2012 02:55.


Autor: Otra vez el amigo del Truan

Sr. Nuñez gran partido y mejor deportividad, lo de Valdes me pareció un regalo para darle emocion a la cosa como ya usted ha dicho.En el café de Indias que está en la calle Real /antigua tienda de Marcelino Garcia) me he encontrado con D.José Pedro Fernández Maquieira, nuestro profesor de Gimnasia, veranea enLa Antilla, y me dice que a veces viene a Ayamonte a recordar los tiempos en que vivió aquí y a saludar a amigos, aunque de éstos dice que quedan ya pocos.Me pregunta por algunos alumnos y le gusta recordar los peores como usted, El Pirulo,El Bole,El Marquitos, El Coto de la Casa Cuna, El Narci etc., le dije que tú estabas escribiendo mucho en esta web y se alegró bastante aunque me dijo que lo dudaba mucho; seguidamente le recordé el cine de verano que puso a medias con el Sr. Terrero en el campo de futbol y me dijo que fué su gran ruina ya que muchos chiquillos como usted Sr. Núñez se colaban sin pagar, bien saltándose las tapias o por amistad con el portero que era Paco El Misionero, -Conserje del Instituto-, tambien le hablé de los cosquis o cates que nos daba, (a mi particularmente me reventó un oido) y de un manotazo que os dió en cierta ocasión a ti y a Florencio Aguilera y os partió las gafas, diciéndome que no recuerda nada y que él nunca pegaba a nadie, seguidamente vino un hijo suyo y se marchó con él un poco compunjido por lo que le habia recordado.

Fecha: 24/08/2012 12:07.


Autor: Núñez

Amigo del amigo del Truan todavía vive D. José Pedro Fernández Maqueira, sí ya era mayor cuando le daba clase de gimnasia al señor mojarrita cuando este era un chavalillo aunque la que traía rectos firmes como un palo al Trini, Celedonio, Bustamante, Feliciano, Cruz…. Era una rubia pequeñita taconeada profesora de historia me parece que se llamaba Elena o algo así, yo solo tuve a Don José Pedro un año de profesor no pase frío en pleno invierno en camisetita de sisa a las nueve de la mañana en el campo futbol antiguo no temblaba na el Boza Fernández, el Vázquez de la Villa, el Coto, el Pichardo, Lirola, Lagares.…por cierto una pregunta que sabes del José Pedro alumno hermano del Teodosio dueño del bar del arpende hijos de guardia civil, y que sabes del Ávila hijo también de guardia civil.

Saludos

Fecha: 24/08/2012 13:28.


Autor: Núñez

El Marquito si que era travieso, tiene apellido de futbolista del Real Madrid de las cinco copas de Europa, y además vivía en los vestuarios, la casa de las columnas en la carretera los vestuarios de un campo de futbol que inauguro el Real Madrid.

Yo no me colaba en el cine del campo futbol, me pagaban la entrada iba de carabina, si no iba yo no iba nadie, aquellos tiempos ja ja.

Buenos recuerdos de Paco El Misionero era muy campechano asíamos miga, El señor Claudiño era más serio se creía que aquello era la mili.

El profesor de gimnasia Don José Pedro no me dio a mí tortazo seria a otro, una mañana nos puso al Narci y a mí de pie en la pared por fuera de los vestuarios del campo futbol pero mirando a la pared que mareaba toda la mañana, nuestro amigo decía “A que se lo digo a mi hermano Pedro” ja ja.

Saludos

Fecha: 24/08/2012 13:54.


gravatar.comAutor: manolo Monteaya

En la epoca de Trini,Celedonio,Bustamante,Feliciano,Cruz,Manolo Perez, etc.el profesor de gimnasia y de Formacion del Espiritu Nacional, era Ignacio Garcia,de Matematicas, Juan Fernandez,y de Geografia, M.Elena Sastre Aguirre (la pelirroja) y para buen olor las gambas cocidas en la c/ San Antonio de Pepito Mora.

Fecha: 24/08/2012 16:24.


Autor: Ayamontino

Todo llegará y la calle Trajano con Pepe Camilo y Manolo Cruz "quemando" olerá a incienso.
Siguiendo la buena costumbre de Jesus Castellano y ultimamente Jacinto

Fecha: 25/08/2012 19:22.


gravatar.comAutor: Luciano Aguilera

Me he alegrado descubrir este blog, recordar mis tiempos de juventud y sobre todo ver una foto de mi primo Luciano Moreno en su juventud al que despedimos este año, aunque siempre estará en nuestro recuerdo

Fecha: 14/12/2012 19:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris